delaolla

delaolla en Chancho Verdo 12 de Enero de 2018

Falafel de Zanahorias y Comino

Uno de los platos de Medio Oriente más difundidos es el #falafel. En cualquier lugar del mundo en que encuentres un restaurante de raíces árabes, hay #falafel. Sea de comida al paso o no, en una zona chic o en los aeropuertos, el #falafel es infaltable. Los hay elaborados a la manera tradicional (fritos) y los livianos (horneados). De #garbanzos, de #habas, de #porotos y hasta de #lentejas.

Esta croqueta vegetal es tan antigua como la civilización misma, y tiene la facultad de rememorar costumbres bíblicas egipcias a pesar de que le asignan origen indio. Ha conquistado el corazón (y las panzas) de todo Oriente Medio durante muchos siglos y, en las últimas décadas, de todo el mundo. Es tan versátil que se consume en cualquier momento del día, como plato principal, como guarnición o como relleno de sandwich.

¿Por qué llamarlo falafel y no albóndiga a secas? ¿O croqueta? Porque la "masa" se elabora con la legumbre remojada, no cocida. Porque su nombre es una poesía: deriva del verbo falfala, que significa condimentar, y contiene un mundo de especies. Porque es la inspiración a toda esa variedad de #hamburguesas y #albóndigas de la #dieta vegetariana. Me resultó divertido leer el menú de una hamburguesería en Nueva Zelanda que contenía manjares de diversas carnes de la zona: beef (vacuna), lamb (cordero), fish (pescado), y por ahí debajo estaba la versión vegetariana, la Bur Laden, con falafel y tahini!

Mi versión favorita es una especial libanesa: Falafel de zanahorias y comino

Ingredientes

- 1 taza grande de garbanzos remojados toda la noche (o dos latas de garbanzos escurridos)

- 1 taza de zanahoria rallada

- 2 cucharadas de harina de garbanzos (si no tenés, ponele fécula o harina) o de harina de quinoa

- 2 dientes de ajo

- 1 cebolla pequeña

- 2 cucharadas de perejil picado

- 1 cucharada de comino molido

- 1 cucharadita de menta

- Sal y pimienta a gusto

Preparación

1) Procesá todos los ingredientes y, si querés que te sea más fácil de manipular, dejalos reposar en heladera durante unas horas, en una fuente tapada con papel film.

2) Hacé pequeñas albóndigas y ubicalas en una asadera.

3) La manera de cocinarlas más saludable y que nos gusta en "de la Olla" es hornearlas a fuego fuerte en asadera pintada en aceite hasta que estén crocantes por fuera y húmedas por dentro, pero la versión original se fríe en aceite de buena calidad bien caliente.

4) Mirá cuántas opciones para disfrutarlas una vez que ya están listas:

  1. Con una rica ensalada así como las terminaste de cocinar
  2. Aderezalas con salsa de sésamo (tahini) 
  3. Como relleno de sandwich, en reemplazo de una hamburguesa
  4. Como parte de una picada! 

Y si te da fiaca hacerlas, probalas, muchas veces está en nuestro menú! Buscalas en www.delaolla.com.ar.

Si querés saber más sobre los garbanzos, accedé a nuestro blog. También encontrarás recetas y tips sobre este y otros temas en nuestro canal de YouTube.

garbanzos
comida saludable
comida Arabe
receta para el verano
receta de verano

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...